Translate

sábado, 1 de septiembre de 2012

LA NATURALEZA DE LA DEPENDENCIA


No hay nada más triste en uno mismo, que perder la esencia personal por centrarse en la de otra persona, no mejor que ésta primera, pero si más hábil en captar la mente de aquel que le ama, y éste la utiliza a su favor, sin darse práctica cuenta de que destruye su mundo, convirtiendo su existencia en la única razón por la que éste otro aún suspira. Desnaturaliza al humano y lo convierte en un animal sumiso ante el cónyuge, que se convertirá en su imagen de idealismo, así todo lo que éste haga será maravilloso, perfecto e inmutable, sin lugar a equivocación alguna. Así nos convertimos en la vergüenza al amor propio, en un simple espejismo, que corpóreo, sin desaparecer del todo, sumerge su mente más allá de este mundo, en los ojos del amante, unas ventanas a su nueva perspectiva, de las que depende para ver el mundo, las cuales irónicamente sólo muestran el reflejo de su persona, demacrada y deforme por las manos de aquel en cuyo interior se perdió.



No hay comentarios:

Publicar un comentario